Saltar al contenido

La tentación de San Antonio de Dalí

 Este óleo sobre lienzo mide 89,9 x 119,5 centímetros y se encuentra expuesto en el Museo Reales de Bellas Artes de Bélgica, en Bruselas.

¿Qué representa “La tentación de San Antonio” que pintó Salvador Dalí?

Vemos en este cuadro un gigantesco caballo seguido de inmensos elefantes de delgadas patas alargadas. En un primer plano San Antonio Abad desnudo protegiéndose de las tentaciones del demonio con una cruz. El caballo encabritado debe interpretarse como una alegoría de la fuerza y la lujuria. Los elefantes portan sobre sus lomos atributos sexuales en forma de una mujer desnuda y elementos fálicos. Si observamos detenidamente la perversa escena podemos apreciar una sucesión de tentaciones en forma de sexo, oro y riquezas representados por la mujer, la pirámide y una casa dorada con una hembra mostrando sus senos.

cuadros dali tentacion san antonio comprar barato online

Un caballo encabritado, elefantes y mujeres desnudas

Sin embargo, aún hay mucho más. El último paquidermo carga un monolito sobre sus lomos. Y a su lado, sobre las nubes, se adivina un castillo escondido, promesa de ocultas riquezas. También repasando más minuciosamente la escena podemos descubrir algunos pequeños detalles que inicialmente pudieran pasar desapercibidos. Como ese ángel blanco misterioso que sobrevuela el desierto. Dos personajes desconocidos que parecen discutir acaloradamente, y más lejos aún, un hombre lleva de la mano a su hijo, probablemente el joven Dalí.

El conjunto en sí de toda la obra pictórica posee un efecto sorprendente y desconcertante. Maravilla e impresiona de igual manera. Contrasta la falta de elementos en le paisaje con los seres cargados de deseo y ensoñación que se nos presentan.

¿Por qué Dalí creó este cuadro con las tentaciones de San Antonio?

Al parecer la versión de Salvador Dalí pintor de la tentación de San Antonio surgió a raíz de un concurso propuesto por el productor norteamericano Albert Levin a los surrealistas con objeto de pintar un cartel para una película que pretendía rodar. Premio que por cierto ganó Max Ernst.