Saltar al contenido

Cuadros de Dalí

Cuando hablamos de un genio de la pintura nadie refleja mejor esa cualidad que nuestro querido Salvador Dalí. Por su genial extravagancia y su maravillosa locura que le llevó de Cadaqués a conquistar el mundo entero. Mira estos cuadros de Dalí y comprenderás que nada es lo que parece. A día de hoy sigue siendo una pintura moderna de extraña belleza.

 

cuadros dali baratos comprar online

Comprar cuadros de Salvador Dalí

Si algo caracteriza a los cuadros de Salvador Dalí es que se encuentras llenos de secretos ocultos y perversiones privadas. Quizás por eso nos sorprenden de sobremanera y nos entusiasman al tiempo que nos inquietan.

En su marcada época surrealista nuestro pintor extraía la mayor parte de su inspiración de sus propias fantasías oníricas. Sus sueños constituían el combustible que alimentaba sus inquietantes configuraciones. Llegaba a dormir con una libreta para anotar sus recuerdos soñados, e incluso experimentaba durmiendo con una cerilla encendida para despertarse sobresaltado y recordando alguna leve ensoñación que le sirviera de inspiración para su próxima obra.

Cuadros de Dalí surrealistas

Lo cierto es que Dalí nunca fue un pintor al uso. Siempre quiso ser el mejor y siempre se supo diferente a los demás. Sus manías y excentricidades lo abarcaban todo y maravillaban a los medios de comunicación que se rendían a sus extravagancias y lo acogían con devoción divina. El genial personaje daba juego a sus interlocutores y le encantaba el espectáculo.

Seguramente este personalísimo carácter de Salvador Dalí se comenzó a forjar en la archiconocida Residencia de Estudiantes de Madrid. Donde coincidió en sus andanzas con algunos jóvenes de la época que en aquellos años eran unos simples estudiantes como otros pero que posteriormente se convertirían en leyendas inmortales de la historia de nuestra cultura. Compañeros tales como el poeta Rafael Alberti, el cineasta Luis Buñuel y el malogrado poeta y dramaturgo Federico García Lorca. Con Buñuel llegó incluso a hacer un corto de temática surrealista que aún hoy en día es considerado la obra culminante de esta tendencia. Y con el inolvidable Lorca mantuvo durante toda su corta vida y un estrecha relación de amistad y fraternidad que enriqueció a ambas figuras de una manera sin igual.

Cuadros de Salvador Dalí: oníricos y geniales

Otro personaje que marcó a Dalí de una manera trascendental e ineludible fue su pareja, la inigualable Gala. Se convirtió en su amante y su musa, realzando su obra y otorgándole las máximas cuotas de inspiración creativa y grandeza.

Desde siempre Salvador Dalí me ha intrigado y maravillado a partes iguales. Me encantaban sus excéntricos bigotes puntiagudos e inimitables, que dejaban paso a mirada sorprendida, profunda y amenazadora.

Y qué decir de la obra de Salvador Dalí que no sepamos ya. Cuadros oníricos, extravagantes y sorprendentes. Donde se ocultan sus traumas, sus perversiones y sus deseos ocultos. Obras pictóricas en mayúsculas capaces de intrigarnos, sorprendernos y quitarnos el sueño. Cuadros donde se juntas la perfección pictórica con los misterios trascendentales del alma humana ocultos tras un leve velo surrealista.

Otros cuadros que podrás encontrar en nuestra web:

Por favor, ayúdanos a que esta información llegue a la mayor cantidad de personas posible. Sólo tienes que hacer click en los botones de abajo y compartirlo en tus redes sociales. Muchas gracias por tu ayuda.